7 de agosto de 2014

Mundo animal - Tigre

Uno de los temas de este blog es el mundo de los animales. Periódicamente "nos visita" un ejemplar de alguna especie para que los conozcamos. Puede ser cualquiera. Hoy es el turno de: El tigre

Aclaración: Para la elaboración de esta nota, las fotos han sido tomadas de Internet. Si el autor o autores consideran que se está violando algún derecho, nos lo comunica y la eliminamos de inmediato.

El tigre, uno de los animales terrestres más hermoso entre todos los que habitan nuestro castigado planeta, dentro de no mucho tiempo podría ser tan sólo un recuerdo si nos atenemos a los datos estadísticos. Y si llega a desaparecer, no será porque carece de recursos para asegurar su supervivencia, pero tiene un enemigo contra el cual lleva todas las de perder: el hombre.

¿Que beneficios se obtienen matando indiscriminadamente a este extraordinario felino? Además del dudoso placer de alojarle un proyectil, un "deporte" de millonarios, los cazadores furtivos lo persiguen implacablemente para vender su preciada piel, y también sus huesos, órganos y colmillos, muy apreciados por la medicina tradicional china.


Se estima que hay actualmente 3.200 tigres en estado salvaje. Parece una cifra importante, pero si consideramos que entre 2000 y 2014 los cazadores furtivos mataron a unos 1.500 ejemplares, vemos que la especie corre un serio peligro de extinción. Aquí no solucionaremos el problema, pero ayudando a difundir esta realidad tal vez aportemos un grano de arena a la cruzada que algunas asociaciones llevan a cabo para impedir su desaparición.

De momento, conozcámoslo un poco más en estos breves párrafos.

El tigre (Panthera tigris) es una de las cuatro especies de la subfamilia de los felinos (familia Felidae) pertenecientes al género Panthera. Se encuentra solamente en el continente asiático; es un predador carnívoro, y la especie de félido más grande del mundo, pudiendo alcanzar un tamaño comparable al de los felinos fósiles de mayor tamaño.


Es un animal solitario y territorial que generalmente suele habitar bosques densos, pero también áreas abiertas, como sabanas. Normalmente, el tigre caza animales de tamaño medio o grande, generalmente ungulados. En estado salvaje, los tigres machos tienen un peso que oscila entre los 100 y los 306 kg, y una longitud de 210-330 cm. incluyendo la cola (que mide entre 60 y 100 cm). Las hembras, mucho más pequeñas, pesan entre 85 y 167 kg. y tienen una longitud total de 210-275 cm.

La subespecie mas pequeña es la del tigre de Sumatra, mientra que las de mayor tamaño son la del tigre de Amur y el tigre de Bengala. La mayoría de los tigres tienen un pelaje naranja o leonado, un área intermedia y ventral blanquecina y las rayas varían en tono desde marrón oscuro hasta el negro. La forma y cantidad de las rayas varían según su sexo, (si es hembra la cantidad de rayas es menor), aunque la mayoría de los tigres suelen tener menos de 100 rayas.


Los tigres blancos son especímenes individuales del tigre ordinario (Panthera tigris) con una condición genética que casi elimina el pigmento en la piel normalmente naranja, aunque las rayas negras no se ven afectadas. Se cree que, como la mayoría de los felinos, los tigres tienen cierta visión de color; la capacidad visual nocturna es muy aguda merced a la membrana especular ubicada en la retina, la cual focaliza la poca luz de la noche. Al igual que los otros miembros de su género, el tigre tiene la capacidad de rugir. A diferencia de otros felinos (aunque a semejanzas del jaguar) el tigre es un excelente nadador y puede sorprender y cazar a presas en el agua.



Los tigres machos pueden permitir la entrada de varias hembras a su territorio, hasta el punto de compartir una presa e incluso alimentarse después que la hembra (en el caso del león, ocurre exactamente todo lo contrario, pues es el macho dominante el primero en alimentarse); pero no toleran la entrada de otros tigres machos en su territorio. Debido a su naturaleza agresiva, los conflictos territoriales entre tigres son violentos, y pueden terminar con la muerte de uno de los machos; aunque este tipo de muertes son más infrecuentes de lo que se cree, pues en la mayoría de las luchas por el territorio, los machos terminan prácticamente ilesos.

Para marcar su territorio, el macho rocía la orina u otras secreciones sobre los árboles. Una hembra es receptiva sólo por algunos días, y el apareamiento puede ocurrir varias veces durante este tiempo. La gestación tiene una duración aproximada de 103 días, y tras pasar este periodo, la hembra da a luz de 1 a 6 crías de menos de 1 kilogramo de peso. Los machos adultos pueden llegar a matar crías para hacer a las hembras receptivas. Al cumplir las 8 semanas de nacidos, las crías están listas para salir de su guarida y seguir a su madre. Los ejemplares jóvenes se vuelven independientes aproximadamente a los 18 meses, pero hasta entre los dos años y los dos años y medio no se separan definitivamente de su madre. Los tigres alcanzan la madurez sexual a los 3 ó 4 años de edad.


 En libertad, los tigres se alimentan sobre todo de ungulados de gran tamaño, aunque como muchos otros depredadores, son oportunistas, y no desprecian presas de pequeño tamaño, como monos, pavo reales, liebres e incluso peces. En Siberia, las principales presas del tigre son el uapití, el jabalí, el ciervo shika, el corzo y el ciervo almizclero; mientras que en la isla de Sumatra, el ciervo de Timor, el jabalí y el tapir malayo son las presas cazadas con más frecuencia por el tigre de Sumatra. También son capaces de cazar grandes herbívoros, como gaures, búfalos acuáticos y alces.

En todas sus poblaciones, el tigre es el máximo depredador y no compite con otros carnívoros, con excepción de osos que le superen en tamaño y peso y del perro salvaje asiático, que compensa su carencia de fuerza por números. Un tigre hambriento y desesperado puede atacar cualquier cosa que considere alimento potencial igre siberiano El tigre usa su tamaño y fuerza para golpear a su posible presa y sacarla de balance. A pesar de su gran tamaño, los tigres pueden alcanzar velocidades de hasta 72 km/h. El rugido también cumple una importante función en el momento de iniciar el ataque, ya que contiene, además de ondas sonoras de rango perceptible, ondas de infrasonido inaudibles para el humano pero con efectos aterrorizantes y paralizantes; también utiliza sus músculos para sostener y derribar a sus presas, especialmente si es grande, como un gaur.



 Una vez que el animal este en suelo, el tigre muerde la parte posterior del cuello, generalmente rompiendo la médula espinal, o perforando la tráquea, dándole a su presa una muerte casi inmediata. 

Algunas especies

Tigre de Sumatra. Las garras del tigre (que suelen medir alrededor de 7,5 cm de largo), combinadas con la fuerza que puede utilizar para golpear, lo hacen capaz de matar a un rumiante adulto con un sólo golpe.

Tigre de Bengala. La caza ilegal para la obtención de la piel, y la destrucción de su hábitat, han reducido de forma considerable la población salvaje del tigre. Se estima que a principios del siglo XX, existían alrededor de 100.000 tigres en estado salvaje, distribuidos desde la península de Anatolia, hasta la isla de Bali.
(Fuente: Wikipedia)
*

No hay comentarios: