19 de octubre de 2013

La Historia y el Arte (III)

Quiero comenzar esta nota con una confesión de culpa ("errar es humano", reza el proverbio). Al comienzo de esta serie dije que las obras que se verían aquí tienen un denominador común: las había visto personalmente, y con ese criterio me aboqué a recopilar información y fotos de la que es una de las obras cumbre del pintor holandés Rembrandt.

En realidad no había tenido ese cuadro delante de mis ojos pero sí creía haber estado, durante un viaje a Amberes, en una casa-museo del pintor, por lo tanto había una relación directa entre Rembrandt y un servidor. Tremenda confusión! Confundí a Rembrandt con Rubens! Claro: la casa-museo corresponde a Rubens, belga, y no a Rembrandt, que vivió y murió en Holanda. Se me podrá acusar de desconocimiento de quién es uno y otro. No es así, los conozco muy bien a ambos; ha sido simplemente una incomprensible confusión mental que con estas líneas queda aclarada, por lo menos para mí.

Superado ese bache (Rubens tendrá aquí también su espacio) lo que me interesa ahora es compartir esta gran pintura del maestro holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn

La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp
(Anatomische les van Dr. Nicolaes Tulp)
Oleo sobre lienzo - 216,5 x 169,5
Barroco - Mauritshuis, La Haya, Holanda
(Cliquear sobre la imagen para verla a mayor tamaño)
El rostro del doctor Tulp trasluce inteligencia y una fuerte serenidad;
es evidente que es la persona responsable de la operación.

Es el primer retrato de grupo pintado por Rembrandt, que tenía entonces 26 años, y lo hizo por encargo del poderoso gremio de los cirujanos, de los cuales Tulp, famoso médico de Ámsterdam, era un representante eminente. 

El doctor Nicolaes Tulp está representado explicando la musculatura del brazo a profesionales de la medicina. El cadáver es de un criminal de 41 años, ahorcado ese mismo día por robo a mano armada. Algunos de los espectadores son varios patrones que pagaban comisiones por ser incluidos en la pintura. 

Algunos textos le han puesto fecha a este acontecimiento: 16 de enero de 1632. La cofradía de cirujanos de Ámsterdam, de la que Tulp era el anatomista oficial de la ciudad, permitía sólo una disección pública al año, en invierno, para mejor conservación del cuerpo; y éste tenía que ser de un criminal ejecutado. Por ello, las clases de anatomía con disección fueron en el siglo XVII actos poco frecuentes y espectaculares, hasta el punto de convertirse en acontecimientos sociales. 

Tenían lugar en salas de conferencias que eran realmente teatros. Podían atender a la lección estudiantes, colegas y el público en general, a cambio del pago de la entrada. Los espectadores debían ir vestidos de manera adecuada a una ocasión social tan solemne. 

Con éste, más que con ningún otro cuadro, Rembrandt mostró su genio
a los ciudadanos de Amsterdam. Realizado poco después de su llegada
a la ciudad, superó por vitalidad y riqueza pictórica a cualquier otra obra
del género.
Especialistas modernos han comentado la exactitud de los músculos y los tendones pintados por un Rembrandt de 26 años. No se sabe dónde obtuvo tal conocimiento;  es posible que copiara los detalles de un libro de texto de anatomía. Es el primer cuadro conocido en el que Rembrandt firmaba un cuadro con su apellido en lugar de las iniciales RHL (Rembrandt Harmenszoon de Leiden), y esto es un signo de su creciente confianza artística. 

Las figuras que se inclinan sobre el cadáver tienen distintas 
expresiones, que reflejan curiosidad, sensación de 
respeto y quizá también impresionabilidad

En este lienzo aparece una característica propia de los retratos de Rembrandt: sus retratados no tendrán apenas una actitud ostentosa, sino una presencia meditativa y contenida, perfectamente aislada del mundo convencional al situar a sus personajes sumidos en una densa penumbra de la cual emergen intensamente iluminados. En todos sus modelos aflorará el característico espíritu holandés de su época, presidido por la sobriedad, la calma y el orden. 

Vemos al doctor Tulp con su sombrero, reflejo de su cargo, con unas pinzas en la mano derecha, mostrando a sus alumnos la disección de un brazo, los tendones y los músculos. Es de destacar el realismo de las figuras a través de sus expresiones: sorpresa, entusiasmo, atención... Las miradas de cada una de las figuras hablan por sí solas y hacen que el espectador se sienta protagonista también de la escena y se integre en la lección, ampliando así el aula de Tulp a la sala donde se expone el cuadro. 

Con la mano derecha el doctor Tulp levanta los músculos del brazo
diseccionado, acción que provoca la flexión de los dedos.

Las figuras apiñadas en torno al cadáver suponen una novedad, ya que en los retratos de grupo anteriores, se pintaba a las personas en fila; al colocarlas así, Rembrandt ofrece una mayor sensación de realismo. El pintor está interesado en los contrastes lumínicos que provoca una luz potente y clara, que ilumina unas zonas y deja en profunda sombra el resto del espacio.  

En 1828, se decidió la venta pública de este cuadro en favor de la caja de las viudas de cirujanos. El rey Guillermo I impidió esta venta y ordenó comprar esta obra maestra para su «gabinete real de pinturas».

Historisch Museum, Amsterdam
*
Rembrandt Harmenszoon van Rijn (Leiden, 15 de julio de 1606 – Ámsterdam, 4 de octubre de 1669). Pintor y grabador holandés. La historia del arte le considera uno de los mayores maestros barrocos de la pintura y el grabado, siendo con seguridad el artista más importante de la historia de Holanda. Su aportación a la pintura coincide con lo que los historiadores han dado en llamar la edad de oro holandesa, el considerado momento álgido de su cultura, ciencia, comercio, poderío e influencia política.

Fue la figura más representativa del perído de oro del arte holandés y un artista sublime tanto por sus dibujos y aguafuertes como por sus pinturas. El inicio de su carrera estuvo marcado por brillantes éxitos, pasando de la consideración de <> a la del artista más cotizado de Amsterdam. Sin embargo su triunfo estuvo acompañado de tragedias personales, primero la muerte de tres hijos y después la de su amada esposa.

Autoretrato de 1658
*
Obras consultadas: Colección Grandes Maestros de la Pintura, Cómo leer la historia en el arte; Historia del Arte. Los epígrafes de las fotografías han sido copiados textualmente de Colección Grandes Maestros de la Pintura. 
*
Entradas anteriores 

La Historia y el Arte (II) - La coronación de Napoleón (Jacques-Louis David)
La Historia y el Arte   - Los fusilamientos del 3 de mayo de 1808 (Francisco de Goya) 

*



2 comentarios:

Carmen Forján dijo...

Gracias por esta interesante lección sobre La lección de anatomía.
Un saludo y feliz domingo!

José T. dijo...

Muchas gracias Carmen y feliz lunes (el domingo ya casi se termina) Slds.