23 de mayo de 2013

Andalucía (viaje personal) VII


7. Pueblos blancos  (Ultima nota)

Vamos llegando al final del viaje. En el penúltimo día visitamos Vejer, uno de los tantos "pueblos blancos" desperdigados en la provincia de Andalucía. Verjer, como tantos otros, tiene reminiscencias de los varios siglos de ocupación árabe y ello se ve en sus fuentes y casas con patios floridos.

Una fuente en una plaza del luminoso y tranquilo pueblo. La
modelo fue aportada por el grupo


Restos arqueológicos permitieron establecer que Vejer estuvo habitado desde el Paleolítico, y que en la  Edad del Bronce fue un pueblo fortificado.

Los viajeros están un poco cansados y este escriba también, así que en este capítulo muy escueto de texto, damos por concluida la excursión.

Subiendo a pie los 200 metros hasta las ruinas del castillo de
Vejer en lo alto de la colina, donde, como es obvio, tampoco
puede faltar la iglesia y su campanario.


Antes de emprender el regreso vimos parte de las marismas de Doñana navegando por el río Guadalquivir, el pueblo de Arcos de la frontera y la ciudad de San Lúcar de Barrameda, desde dónde Hernando de Magallanes partió para dar la vuelta al mundo, cosa que no pudo completar porque tuvo un percance en el camino: murió. Juan Sebastián Elcano fue el encargado de cerrar el periplo.

Nos despedimos entonces con algunas fotos de Vejer y al final, dos con algún detalle del hotel de Sevilla donde nos alojamos la noche anterior al regreso. Se agradece a quienes prestaron un poco de atención a esta serie de notas; en la próxima excursión tal vez volvamos a aparecer en estas páginas. Nunca se sabe.

Vejer de la frontera vive de la agricultura y de un discreto
turismo veraniego.



¿Por qué se les llamará pueblos blancos?


Muro del castillo árabe. Desde estas murallas pudo observarse
la Batalla de Trafalgar, en la que la escuadra franco-española
fue derrotada por la inglesa


Este traje, típico de la mujer vejeriega en años pretéritos, se llama "cobijado", otra de las arraigadas costumbres derivadas del islam. Es un símbolo de recato, como se observa también en otras religiones, por ejemplo, la vestimenta de las monjas




Campanario de la iglesia
Cerámicas pintadas

Panorámica para despedirnos de Vejer de la frontera
Adiós Vejer, hola Sevilla  (Solo para pasar la noche en un hotel en las afueras de la ciudad)

Frente al hotel en Sevilla. Estos singulares felinos hacen
recordar al Patio de los Leones de la Alhambra
El último almuerzo en el hotel de Sevilla, antes de
abordar el AVE

Efectivamente; los árabes anduvieron por aquí y
dejaron sus huellas.
Adiós Andalucía
***

5 comentarios:

martagbp dijo...

No salgo de mi asombro con tantas bellezas conservadas!! Además, Uds. están hermosos!!!! Besos!!

JotaT. dijo...

Gracias Marta. Por la parte que me corresponde, te aconsejo una visita al oculista. Abzs

Noemi dijo...

Me encanto, hermosos lugares, y reitero muy bien contado, hasta la proxima, besos para los dos

JotaT. dijo...

Hubiera sido lindo hacer este viaje, u otro parecido, con los gerontes de Entre Ríos...

Noemi dijo...

A los gerontes tambien...............