17 de marzo de 2013

Los días de Birmania (George Orwell)

Género:   Novela
Año:       1934
Páginas: 328
Título original:  Burmese Days
Traducción:      Manuel Piñón García

Muy bueno

Las personas que no abrigan muchas simpatías por la política imperial británica estarían de parabienes leyendo esta novela de George Orwell, quién expresa en sus páginas todo lo que pueda decirse en contra del colonialismo. Y lo hace en base a sus propias experiencias personales, ya que sirvió a la corona en Birmania a lo largo de cinco años, cuando la actual Myanmar era era colonia británica.

Durante ese período, Orwell pudo conocer exhaustivamente ese país asiático, sus habitantes y sus costumbres. En Los días de Birmania, regala a los lectores magníficas descripciones de la vida diaria en la colonia, y del comportamiento de los británicos que controlaban el territorio en el primer tercio del siglo XX. Salvo excepciones, sus compatriotas no quedan bien parados. Una excepción es el protagonista de la novela, John Flory, un inglés atípico que siente aprecio por los birmanos, y al que el autor parece utilizar como vocero para expresar su propia  animadversión hacia las actitudes arrogantes de los colonialistas.

Orwell escribó una novela que atrapa al lector con un argumento simple y un lenguaje claro y sencillo, adictivo por momentos. Flory, representante de una empresa maderera lleva una vida rutinaria que se reparte entre las reuniones diarias en el exclusivo Club inglés, y una relación de amistad que mantiene con un médico nativo. Los ociosos miembros del Club desprecian a los habitantes del lugar, algo con lo que Flory discrepa, aunque no siempre lo manifiesta abiertamente. La rutina se ve alterada por la llegada de una hermosa muchacha dispuesta a encontrar un buen candidato para casarse. Nace el consabido romance, con desencuentros, reconciliación, la aparición de un tercero en discordia, celos y desengaños.

El lector se interesa por la trama y mientras comparte las vicisitudes de los personajes descubre un país exótico descrito magistralmente por Orwell; sus cinco años como policía imperial le permitieron conocer a fondo la cultura de la colonización y aquí expone abiertamente lo que piensa de ella. ¿Tendrá la novela un final feliz? Eso tendrá que averiguarlo el lector, que ciertamente, una vez terminado el libro, sentirá que no ha perdido el tiempo; al contrario, habrá disfrutado plenamente de algunas horas de buena lectura.
*
Sinopsis
La vida en la pequeña colonia británica en la villa birmana de Kyauktada discurre entre el calor sofocante, los interminables aperitivos alcohólicos en el club inglés y las intrigas pueblerinas. No obstante, la simpatía de Flory (representante de una empresa maderera) hacia los nativos parece crear cierta intranquilidad entre sus compatriotas. El rico y corrupto submagistrado local, U Po King, intentará sacar provecho de esta circunstancia en su propio beneficio. Inesperadamente, una encantadora y caprichosa joven, Miss Lackersteen, se incorpora a la comunidad y todo comienza a tambalearse.
*

El autor   


*

3 comentarios:

Eduardo Lloveras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eduardo Lloveras dijo...

Hola. Hace tiempo que estoy buscando la edicion en español de este libro y no lo encuentro por ningun lado. Sabes donde lo puedo conseguir? Saludos

José T dijo...

Hola Eduardo Lloveras. Busca la respuesta en tu correo electrónico. Saludos