13 de septiembre de 2009

A leer que se acaba el mundo !



Después del “cachondeo” (en España) y de la “jodita” (en Argentina) con la selección de fútbol y sus penurias, volvamos a uno de nuestros pasatiempos favoritos: libros, libros y más libros. (algunos de los seguidores habituales dirán: “uuffff, otra vez…” y sí, queridos amigos y parientes… la gota de agua horada la piedra, según el sabio proverbio chino.

Esta vez se trata de un reconocimiento al esfuerzo de algunos de nuestros seguidores, que han tenido la generosidad de sugerir títulos que les han parecido interesantes, y siendo así, ¿por qué no compartirlos?

A esta breve lista se le suman otros con comentarios favorables que he recogido aquí y allá, ya sea de críticos literarios, escritores y personas que se dedican a otras actividades pero en este caso todas bajo el mismo paraguas de la pasión por la lectura. Todas las opiniones merecen el mismo respeto, pues confío en que han sido hechas de buena fe.

Comencemos entonces con esta lista variopinta.

En el transcurso de la lectura de Vivir para contarla, de Gabriel García Márquez, el autor menciona un libro “magistral”: Guillotina seca, de René Belbenoit, el verdadero Papillón de la novela de Henri Charrière

En una entrevista, la actriz española Ana Duato, recomendó Cometas en el cielo, la primera novela de Khaled Hosseini, de quien leí Mil soles espléndidos, que me pareció excelente. Trata de la opresión que viven las mujeres en Afganistán.

Un seguidor del blog (PT) nos sugirió leer El interior, del escritor y periodista argentino Martín Caparrós. En este libro Caparrós cuenta sus impresiones después de haber recorrido su país (el octavo del mundo en extensión) durante meses, solo y sin prisa. Para eso fue por pueblitos y ciudades, ranchos y estancias, iglesias y hospitales, burdeles y mataderos, villas y quebradas, montañas y desiertos. Sin duda debe ser interesante.

El mismo PT había recomendado anteriormente Una lectora nada común, de Alan Bennett, una sátira sobre la reina de Inglaterra, que leí en poco más de dos horas.

Otro seguidor (GT) nos lleva a un episodio de la Segunda Guerra Mundial, con un libro que encontró sumamente interesante, y eso parece. Se trata de El mago de la guerra, de David Fisher, que narra como Jasper Maskelyne, engaño a los alemanes en el norte de Africa, con trucos ingeniosos que contribuyeron a la victoria militar de las tropas británicas.

Sin buscarlo, llegó a mis manos una novela de la escritoria valenciana Carmen Santos, Días de menta y canela. Después de leerlo con un interés que no decayó en ningun momento, quise indagar sobre la autora y así aterricé en su blog personal, dónde mantiene un diálogo fluído con sus lectores.

Me resultó gratificante ese contacto de un escritor/escritora con el lector, algo que deberían imitar otros autores como una manera de estar más cerca de quienes al fin y al cabo son los destinatarios de sus obras. Las otras dos novelas de Carmen Santos (La vida en cuarto menguante, 2003, y La cara oculta de la luna, 2004, están en mi lista de espera.

Desearía que esta lista vaya enriqueciéndose con el aporte de los distinguidos seguidores aficionados a la lectura, que tengan interés en sugerir algún título que haya pasado por sus manos y deseen recomendarlo. Se respetará su anonimato si así lo prefieren.
ACTUALIZACIÓN RECIENTE!
La escritora Carmen Santos nos hace el honor de participar en esta iniciativa y nos recomienda El último encuentro, de Sandor Marai y Brooklyn Follies, de Paul Auster.
Del mismo Auster, sugiero también Leviatán, que leí dos veces.
*

6 comentarios:

flaco dijo...

A José: Es interesante este segmento de tu blog en el cual se recomiendan libros. Todos sabemos que cada vez cuesta más leer tanto en el plano económico como en el plano del tiempo. Pienso que el libro es irreemplazable, ya que muchos que fueron llevados al cine las películas resultaron un fracaso. Me acuerdo de la novela El Exorcista la cual devoré, y también que fuí el primer expectador en sacar la entrada el la matinée de las 14hs. en el cine Grand Splendid sobre la Av.Santa Fe. Luego de ver la peli, me sentí tan defraudado que muy pocas veces voy a ver una película de la cual ya leí el libro. Por qué? :porque con el libro uno siente los olores, los miedos, los silencios, etc. Yo no recomiendo libros porque a mí me gustan las narrativas históricas ó simplemente libros de historia, aparte soy rata de librerías de la calle Corrientes y siempre compro libros de oferta, a excepción de alguno como El Perfume que en su momento me lo recomendaron mucho. Bueno basta de "lata" y hasta la próxima.Amén.

José T. dijo...

A Flaco. Nuevamente muchas gracias por tu generoso aporte. Yo también era rata de librerías en la calle Corrientes y así llegué a reunir 2.400 libros en mi casa, pero hay que tener en cuenta que son muchos años los que llevo a las espaldas. Abzs.

Carmen Santos dijo...

Gracias por incluir mi libro, José.
Yo aporto "El último encuentro" de Sandor Marai y "Brooklyn Follies" de Paul Auster.
Un abrazo

martagbp dijo...

Gracias José por esta nota (rica como todas) justo en el Día del Bibliotecario, que se celebra en Argentina. Besotes.

José T. dijo...

Muchas gracias Carmen. Los incluyo ya mismo en la lista que podría ser tan tan tan larga, pero paso a paso "hasta el final del camino.." Abzs.

José T. dijo...

A Marta: No sabía lo del Dia del Bibliotecario. Te mando entonces más que nunca un muy merecido abrazo!