25 de enero de 2012

La biblioteca personal (IV)

Tema de hoy: Alejandro Dumas

Quienes peinamos canas y también aquellos que ya tienen poco que peinar, recordamos con nostalgia los años en que la literatura juvenil tenía como iconos a Emilio Salgari, Julio Verne, Jack London y Alejandro Dumas, entre tantos otros. La entrada de  hoy está dedicada a este último, y bien merecido que lo tiene. No conozco a nadie que no haya disfrutado intensamente con Los tres mosqueteros y El conde de Montecristo, por citar sólo dos títulos de su vastísima producción.


11. Los tres mosqueteros
12. Veinte años después
13. El vizconde de Bragelonne
14. El hombre de la máscara de hierro
15. El conde de Montecristo

Poco importa si las más de 300 obras que se le adjudican fueron escritas íntegramente por el propio Alejandro Dumas, o con la ayuda de colaboradores. Su firma, Alejandro Dumas, era garantía de aventuras, intrigas y entretenimiento seguro. Los cinco títulos expuestos en la presentación gráfica son apenas una muestra, pero absolutamente merecedores de ocupar un sitio en esta biblioteca que estamos construyendo.

Julio Verne y otros tendrán también su espacio aquí, pero hoy le toca al "padre" de los Mosqueteros y de las magníficas descripciones de París y de la corte francesa. Un halo de misterio envuelve la vida personal y literaria de Alejandro Dumas (un ejemplo es la autoría de El hombre de la máscara de hierro, atribuída a Emile Ladoucette). Verdad o mentira, las ediciones que se han hecho de sus obras llevan el nombre Alejandro Dumas, y en ello basamos este recordatorio o recomendaciones, sin detenernos a pensar tampoco si son de Dumas padre o Dumas hijo. Esto no es una investigación pormenorizada sobre su vida.

Los tres mosqueteros, escrita en 1844. Para quienes no la han leído, digamos que el joven D'Artagnan, gascón de familia pobre venida a menos, se traslada a París para cumplir su sueño de convertirse en Mosquetero. Ya en la capital, entabla una sólida amistad con tres de ellos: Athos, Photos y Aramis, junto a los cuales se verá envuelto en episodios de acción e intrigas contra el enemigo común, el cardenal Richelieu. Prototipo de las novelas de aventuras de capa y espada, Los tres mosqueteros tiene su continuación en Veinte años después y El vizconde de Bragenlonne.

En El hombre de la máscara de hierro se narra la historia -posiblemente real- de un misterioso personaje francés de los siglos XVII-XVIII que fue encerrado en la prisión de La Bastilla por motivos que se desconocen. Durante su reclusión, su rostro estuvo cubierto por una máscara probablemente de terciopelo, aunque la leyenda dice que era de hierro. Su verdadero nombre y las razones de su encierro eran considerados secretos de Estado.


Se dice que El conde de Montecristo fue escrita por Dumas en colaboración con Auguste Maquet, quien habría recibido una elevada suma de dinero para que su nombre no apareciera. Sea como fuere esta novela está considerada como una de las mejores de todos los tiempos. Personalmente, es le mejor que leí del género de aventuras; no puede omitirse de ninguna manera.


Leemos por ahí que Dumas obtuvo la idea principal de una historia real que encontró en las memorias de un hombre llamado Jacques Peuchet. Peuchet contaba la historia de un zapatero, François Picaud, quién se comprometió con una mujer rica, pero cuatro amigos celosos le acusaron falsamente de ser un espía de Inglaterra. Fue encarcelado catorce años. Durante su encierro, un compañero de prisión moribundo le legó un tesoro, volvió a París bajo otro nombre y dedicó diez años a trazar la venganza contra sus antiguos amigos. 


En la trama de El conde Montecristo se cambian los nombres de los personajes y los escenarios. El nombre del protagonista, Edmundo Dantés, es conocido universalmente tanto, casi, como el del propio Alejandro Dumas


Los cinco libros mencionados hoy merecen ser leídos pero si hay que elegir uno, ese es sin duda, El conde de Montecristo. 
*



2 comentarios:

Anónimo dijo...

"El hombre de la máscara de hierro" es sólo un episodio (menor) dentro de la novela "El vizconde de Bragelonne".

Y no sólo "El conde de Montecristo" fue escrito en colaboración con Maquet, también muchos otros, como la serie de d'Artagan (no D'Artagnan, por cierto).

Allan Carciente dijo...

YO leí 2 veces el Conde de Montecristo, he leido Los 3 mosqueteros, tengo 20 años despues, no lo he leido, tengo Georges, no lo he leido aún y acabo de comprar EL Hombre de la máscara de hierro, no tengo EL Vizconde de Bragelonne, y creo no recuerdo hay en casa la Reina Margot.