15 de enero de 2012

Reyes y Reinas


No sí si a otros mortales les ocurre lo mismo, pero yo tengo la suerte de que mis Reyes Magos sean de ambos sexos, o sea que también me visitan de tanto en tanto Reinas Magas, y una de ellas está mosqueada. La GRATITUD es una de las bases de este blog, y no sólo hay que mencionarla sino predicarla con el ejemplo.

De manera que este es un buen momento para recapitular y demostrar mi agradecimiento ante pequeños-grandes gestos que, si bien han sido íntimamente valorados, puede parecer que pasan desapercibidos y no es así. A veces, mis Reyes/Reinas, se me aparecen en fechas que no coinciden con la tradición de esa liturgia impuesta; pueden hacer acto de presencia en cualquier momento.

Todos mis Reyes/Reinas han sido bautizados con los ritos cristianos, pero no voy a identificarlos porque tal vez quieran mantener el incógnito, y eso debe ser respetado. Mis Reyes/Reinas se corporizaron en varias ocasiones pero voy a agruparl@s en un reciente episodio que l@s unió para un sólo fin: aliviar las secuelas de la ya conocida y comentada crisis cardiovascular sufrida en medio de las estepas turcas. Este es sólo un recuerdo fugaz, sensible, pero no sensiblero.

En el comienzo de la crisis, Reyes y Reinas -a pesar de su condición de mag@s- no pudieron estar en el lugar de los hechos, pero tod@s sin excepción se las ingeniaron para hacerme sentir su presencia, aún a tanta distancia física: propuestas de viajar, llamados telefónicos frecuentes, gestiones ante la compañía de teléfono móvil para solucionar un problema de costos, incluyendo el pago de una elevada factura. Debían estar relativamente tranquilos porque sabían que por lo menos un@ de ell@s, en este caso Reina, estaba conmigo.

De regreso al país, la estancia en el hospital se hizo más llevadera por las visitas diarias sacrificando horas de descanso. Visitas en las que traían diarios, revistas, libros, una PC portátil para que pudiera conectarme a Internet o ver películas, junto con un dispositivo comprado que lo hizo posible. Ya instalado en el hogar, l@s Reyes/Reinas siguieron visitándome con regalos pensados para facilitar la existencia.

Además del regalo que significa sentir una preocupación constante, mis Reyes/Reinas personales, confundieron cada día con un 6 de enero y así, en sus reiteradas visitas, me dejaron un clasificador de pastillas semanal para asegurar que mis once pastillas diarias se tomasen en su momento, adminiculos de cocina para que los alimentos se preparasen en la forma debida, advertencias reiteradas de que no debía hacer esto y aquello, hasta que bastó un comentario de que al salir a la calle me hacía mal inhalar el viento frío del invierno, para que una de las Reinas me dejase el 6 de enero una especie de collar de lana que me cubría la boca.

Fueron todos estos regalos sencillos de Reyes/Reinas "no pudientes",  pero de gran significado para alguien que, como este servidor, valora la intención más allá del costo. Como final, una promesa: no se volverá a tocar en el blog el caso de la crisis cardiovascular.
*

5 comentarios:

flaco dijo...

La crisis cardiovascular es una excusa necesaria para poder trasmitir a los afectos el reconocimiento que siente uno luego de pasar un mal momento. Siempre digo que LOS AFECTOS son los que salvan a una persona en los momentos difíciles. Uno puede tener todo el dinero del mundo pero si no tiene afectos que lo comprenda y lo contenga siempre va a ser un paria y no hay peor sensación de sentirse solo en el mundo.

Beatriz dijo...

No estaba mosqueada sólo era un chiste...sabé que siempre, en las buenas y en las malas, todos estamos con el Patriarca para lo que necesites..besos y no te enojes con lo del Patriarca jaja. Todos te queremos mucho y te necesitamos mucho más...

JotaT. dijo...

Entendido. Solo espero que al emplear la palabra 'Patriarca' no se haya pensado en el título del libro de García Márquez "El otoño del Patriarca".... ¿o es también un chiste..? Gracias flaco también por tu comentario. ¿Que es peor: sentirse solo o mal acompañado?

Noemi dijo...

Lo peor no es sentirse solo sino es estarlo, lo de mal acomp se puede negociar , y lo del patriarca, a mi personalmente me recordo al de los Pajaros , salia en la tele, arriba Jose

Fer.T dijo...

Nunca es mucho por una de las dos personas mas importante de nuestras vidas!!!! asique a hacernos caso aunque seamos pesados, que todos tus hijos, nietos te necesitamos muchisimo, asique a portarse bien!!!!!