14 de abril de 2015

La campesina (Alberto Moravia)

* Libro nro. 322 leído en este blog * 

Género: Novela, narrativa contemporánea 
Año:          1957
Páginas:  376
Título original: La ciociara
Traducción:  

RECOMENDABLE 

Valoración:   Excelente      Muy bueno     Bueno      Regular/Aceptable       Malo

Años ha, vi una película, Dos mujeres,  que en ese momento me dejó realmente impactado por dos motivos...El primero fue la voluptuosidad de una exuberante Sofía Loren en plenitud con sus 26 años. Pero además de sus atributos físicos, la actriz italiana exhibió notables dotes interpretativas que le valieron el Oscar de Hollywood y el Primer Premio del Festival de Cannes además de otras 20 distinciones. No podía aspirar a más. 

El segundo factor de impacto fue la película en sí, su argumento y desarrollo. Toda la crudeza de la guerra estaba allí -muerte, destrucción, miseria, hambre, violaciones, cobardía. Dos mujeres, Cesira y su hija Rosetta, de 13 años, quedan atrapadas en el frente de combate entre las tropas alemanas en retirada y los ejércitos aliados durante la Segunda Guerra Mundial y allí, en uno de los tantos escenarios rurales de Italia, son testigos y víctimas de la barbarie.

No sabía entonces que ese filme realizado por Vittorio de Sica en 1960, estaba inspirado en la novela La campesina, de Alberto Moravia. Al enterarme, no hace mucho, de esa relación, apunté el título para leer en la primera oportunidad esa obra iniciada en 1944 y concluida en 1957.
Así, La campesina se convirtió en el quinto libro que leo salido de la pluma del prolífico gran escritor del neorrealismo italiano. Quedan tantos otros....
*
El autor 


Alberto Pincherle (Moravia es el nombre de la abuela paterna) nace en 1907, en el seno de una familia burguesa acaudalada. Su padre Carlo, judío no practicante, era arquitecto y pintor, de origen veneciano. La madre, Teresa Iginia (Gina) De Marsanich, católicade Ancona. Lleva una vida normal, aunque solitaria. No cursa estudios regulares porque en 1916 padece tuberculosis ósea, que le obliga a guardar cama por cinco años (dos de ellos en un sanatorio). Se gradúa en la secundaria con esfuerzo pero profundiza su instrucción con numerosas lecturas. Entre sus autores favoritos, destacan: Shakespeare, Molière, Goldoni, Stéphane Mallarmé, Dostoyevski o James Joyce. Aprendió francés y alemán, y empezó a dedicarse a la escritura.
* 
Fotograma de la película Dos mujeres