11 de marzo de 2014

Fotos+memoria=Una manera de viajar

Efectivamente. ¿Para qué sacamos tantas fotos cuando visitamos algún lugar si de tanto en tanto no revivimos esos viajes con la complicidad de la memoria? Es una manera barata de hacer las maletas y volver a esos sitios que nos depararon momentos gratos.

Los voluminosos archivos digitales que guardamos prolijamente y también de manera desordenada diciéndonos "algún día me voy a poner en serio a normalizar este despelote" (tercera acepción del Diccionario de la Lengua Castellana), nos permiten estas segundas excursiones.



Hoy precisamente, mientras verificaba el buen funcionamiento de un disco duro externo, encontré estas imágenes de una visita al Valle de Nuria (hora y media en coche) efectuada en la primavera, estación a la que estamos a punto de entrar, para beneplácito de muchos.

Este valle pirenaico en la provincia de Gerona está a 2.000 metros sobre el nivel del mar, a los que se llega mediante un tren de cremallera que parte del pueblo de Queralbs, dónde los visitantes dejan aparcados sus vehículos. Entre montañas y túnes que las atrviesan, el tren recorre los nueve kilómetros en pocos minutos pero si alguien se anima puede subir caminando por los distintos senderos; en tres horas habrá llegado a destino. ¿Hace falta decir que el grupo optó por el cremallera?



En la estación de tren con paredes de piedras superpuestas y gruesas vigas de noble madera, el visitante respira el aire puro de alta montaña y tiene ante sus ojos un paisaje de gran belleza. A la izquierda, el hotel, bares y restaurantes y a la derecha, a pocos pasos, la posibilidad de llegar a lo más alto en teleférico. Esta es la opción preferida pues el descenso puede hacerse a pie disfrutando del entorno. Después del paseo, a comer y descansar en el prado de césped de un verde intenso frente al lago. Cerca, corre un arroyuelo que baja de la montaña y desemboca en el lago. En la orilla, una ermita de piedra marca el límite entre valle y montaña.



Como dato histórico, en el valle se encuentra ubicado el Santuario de la Virgen de Nuria en el que se redactó en 1931 el primer estatuto de autonomía de Cataluña. La Virgen de Nuria que hoy se venera es una talla de madera de estilo románico que data del siglo XII o siglo XIII

El 22 de julio de 1936, pocos días después de que se iniciara la Guerra Civil española, el por aquel entonces rector de la parroquia huyó a Francia, llevándose consigo la imagen de la Virgen de Nuria. Quería así salvarla de los milicianos y de la quema indiscriminada de objetos religiosos que algunos de ellos estaban llevando a cabo. La imagen terminó en Suiza y estuvo oculta hasta 1941, año en el que regresó al valle. Al finalizar la guerra civil, el ejército franquista instaló en el valle unas dependencias del ejército de montaña.



Hemos hecho un somero repaso histórico, no muy completo por cierto, para conocer algo más acerca del terreno que estamos pisando, algo que en invierno es imposible ya que todo queda cubierto por la nieve. Es entonces el turno de los aficionados al esquí. Recabar información de los lugares que visitamos me parece una buena manera de enriquecernos; por lo menos a mi me lo parece, de ahí la redacción de estos párrafos.



















Hora de emprender el regreso
*

4 comentarios:

Chimi Churri dijo...

Pepe, me encanta ver tus fotos y pensar que quizás algún día voy a conocer esos lugares. Ceci

José T. dijo...

Misterio... misterio.... Conozco a cuatro Cecis. ¿Cual será? ¿Alguna pista? De todos modos gracias por e comentario.

Mabel Fombona dijo...

Gracias José por invitarme a este viaje espacial...conocer y compartir con ustedes tan lindo lugar...

José T. dijo...

Hola Mabel, gracias por tus palabras. Un abrazo grande